El velo de la matrix

Blog sobre teorías de la conspiración y misterios

Análisis de la fiesta de los Rothschild en el Castillo de Ferrières (1972)



Los illuminati realizan fiestas muy “especiales”, estamos hablando de  rituales, ceremonias etc… En donde abunda la simbología, las doctrinas secretas, la magia negra, el satanismo y otras muchas prácticas ocultistas; que proceden a la vez de las escuelas de misterios de Egipto, Babilonia, Sumeria, Roma y Grecia. Esos conocimientos de esas escuelas se transmitieron mediante linajes y sociedades secretas a lo largo de la historia y les ayudó para llegar a controlar encubiertamente casi todos los ámbitos de la vida humana, hasta llegar al día de hoy, en donde son los dueños del mundo y muy pocos esclavos o borregos son conscientes de su existencia.

No todas las fiestas o rituales son iguales, hay unas que son poco relevantes y otras sumamente importantes como el llamado “festival de la Bestia”. Según el investigador sobre el linaje illuminati Fritz Springmeier, muchos ex miembros le habrían pasado información sobre ese ritual dedicado a Satán. El festival de la Bestia ocurre cada 28 años y es atendido por los principales comandos de los illuminati, es una ceremonia de gran nivel y no solamente está asociado al número 28 sino también a su reverso, el 82. Aleister Crowley, uno de los ocultistas más famosos, se refiere al 28 como el número de la bestia y está asociado con el unicornio, el pavo real y el arcoíris. Por lo tanto vemos que la numerología juega un papel importante en los sucesos siempre y cuando se tenga ciertos conocimientos, que están en manos de esa gente por medio de los linajes y las sociedades secretas y que lo han ocultado a la humanidad durante siglos.

Para los cabalistas el 28 es un número muy poderoso, por lo tanto tenemos no solamente la simple numerología sino la utilización de la Cábala. De acuerdo con algunos, el festival de la Bestia ocurrió en 1982 (el 82 es la inversión de 28) y el anterior en 1953 o 1954. El último debió haber sido en el 2009 o en el 2010.

Si vemos detenidamente el período 1953-1954, podemos ver que no es casualidad que grandes cambios hayan ocurrido en esos años, como la primera junta Bilderberg (1954), en donde todas las facciones del poder mundial firmaron un pacto de colaboración. También tenemos en aquella época la enorme importancia que le dio EEUU a la utilización de armas nucleares y a su propagación por el mundo como energía nuclear con el programa de “átomos por la paz”.

En el festival de la Bestia, una novia es entrenada y presentada a Satán/Saturno/Baal/Moloch/Baphomet y tiene que ser virgen (aunque no tengo claro si la sacrifican, pero es lo más probable). Esta ceremonia es casi siempre llevada a cabo en un castillo o en un palacio y lo más probable es que sea en Europa. Se dice que las ceremonias de menor rango se realizan en EEUU, aunque son más numerosas y frecuentes. Los testigos afirman que Satán aparece en persona e interactúa con los líderes del mundo, dictándoles lo que deben hacer y cómo se deben organizar antes de que dé lugar el próximo festival de la Bestia.

Un ejemplo de este tipo ceremonias lo encontramos en la película Eyes Wide Shut, dirigida por el famoso Stanley Kubrick, que casualmente murió después de filmarlo.
 

En la escena del ritual de la película, Kubrick desvela las extrañas ceremonias que realizan muchas personas con dinero y poder en la ciudad de Nueva York, en donde están presentes el sexo y los sacrificios. Así alimentan energéticamente a los demonios o entidades oscuras que les han ayudado a conseguir dinero, poder y fama en la vida terrenal.



Ya después de esta introducción, pasamos ahora a analizar unas fotografías de una fiesta de los Rothschild realizada en 1972. Recordemos que los Rothschild dentro de los illuminati son los que tienen el poder financiero (como mínimo), también son una familia de origen judío askenazí y a la vez satánicos. Además, fueron financiadores de todos los bandos en las guerras mundiales. Las fotografías de la fiesta de los Rothschild en el castillo de Ferrières fueron substraídas de un blog de arte europeo y no de ninguna página de conspiración. Las fotografías exponen una reunión satánica y ocultista en donde se muestran a las personas más poderosas del mundo, los de la realeza europea, los banqueros y las actrices MK Ultra. Las fotos son de la Casa Rothschild francesa, comandada por el barón Guy de Rothschild. Pero antes de mostrarlas, pasemos a investigar un poco el lugar en donde se produjo la reunión, el castillo de Ferrières.


El castillo de Ferrières está localizado en la ciudad de Ferrières-en-Brie, en la región de Seine-et-Marne, Francia. Fue construido entre 1855 y 1859 por el barón James de Rothschild. Durante la guerra franco-prusiana (1870-1871) la propiedad fue ocupada por los alemanes, en donde fue el lugar de negociaciones entre Otto von Bismarck, canciller de la Federación Alemana del Norte, y el ministro de Negocios Extranjeros francés, Jaules Favre. ¿No pudo haber sido en otro lugar? ¿Por qué tuvo que ser un castillo de los Rothschild? ¿No será que los dos bandos “enfrentados” se reunieron con los Rothschild para recibir financiamiento? Hace unos años esta teoría pudo parecer absurda, pero hoy en día, en donde han salido a la luz gracias a internet el historial de los Rothschild en el panorama mundial, no es de extrañar.

Luego los alemanes regresaron al castillo durante la ocupación de Francia en la Segunda Guerra Mundial y saquearon sus importantes colecciones de arte. Tras el conflicto, el castillo permaneció desocupado hasta 1959, cuando Guy de Rothschild y su esposa, la baronesa Marie-Hélène de Rothschild quisieron renovarlo. La renovación que le hicieron al castillo hizo que se convirtiera en un lugar de encuentro entre la nobleza europea y las estrellas de Hollywood. En 1975, (tres años después de la fiesta que se mostrará a continuación en las fotos) Guy de Rothschild y su esposa donaron el castillo a la rectoría de la Universidad de París, y actualmente está abierto al público para visitas guiadas y eventos.

Si hubiésemos sido invitados a la fiesta de los Rothschild en 1972, al entrar en el castillo nos recibirían los anfitriones, el barón Guy de Rothschild y la baronesa Marie-Hélène de Rothschild:


Como vemos, Marie-Hélène de Rothschild lleva la cabeza de Baphomet, que a la vez fue adorado por los Caballeros Templarios y que después sería adorado por satanistas y masones. Cabe decir que Saturno es planeta regente del signo de Capricornio, cuyo emblema es una cabra. El historiador masónico Manly P. Hall dijo que Pan, el famoso dios mitad cabra y mitad humano es un símbolo de Saturno. Por lo tanto podríamos decir que Pan y Baphomet están muy relacionados, además de que son muy parecidos ya que tienen los mismos patrones en el sentido de que son deidades con cuernos y son mitad humano y mitad animal cornudo. Por lo tanto, Pan y Baphomet son símbolos de Saturno. Y de ahí viene el satanismo (Satán/Saturno).


Es interesante ver la máscara tan elaborada del hombre que está al lado de la baronesa en la foto de arriba. Esto es claramente una alusión al trastorno de personalidad múltiple que sufren desde pequeños las personas que están involucradas en el satanismo de alto nivel de la élite illuminati. El trastorno de personalidad múltiple es provocado por un trauma muy fuerte desde pequeño. El trauma que sufren es tan fuerte que la propia mente crea como un compartimiento para salir del dolor, pero eso tiene como consecuencia la creación de otra personalidad en el sujeto (aunque hay teorías que dicen que no es que se crea otra personalidad, sino que se te meten demonios). Esa doble personalidad sirve para ser controlado más fácilmente por la élite, esa personalidad puede guardar secretos gubernamentales, mensajes, experiencias de abusos sexuales y sacrificios, etc… Sin que la otra personalidad original del sujeto sea consciente de ello. Básicamente es una programación o control mental, esto se supo gracias al descubrimiento del “antiguo” proyecto MK Ultra de la CIA, un proyecto que utilizaba el mismo procedimiento de crear traumas y esclavos mentales. Y no solo eso, también algunas esclavas de la élite han salido de la hipnosis y se han rebelado contra sus amos contando sus testimonios al público, entre las más famosas podemos encontrar a Arizona Wilder, Cathy O’Brien, Brice Taylor y Cisco Wheeler.  Eso sin contar a los famosos del cine y de la televisión, en donde debe abundar el control mental. Esto nos lleva a las siguientes fotos.

En la primera foto vemos a la famosa actriz de Hollywood Audrey Hepburn con un disfraz que hace apología a la prisión mental. Seguramente ella era MK Ultra al igual que Marilyn Monroe. La otra foto también muestra a una chica con una jaula de pájaros parecida a la de Audrey. Parece ser que es una simbología del control mental que sufren.

La foto de arriba también muestra una apología al trastorno de personalidad múltiple.

Vemos disfraces muy parecidos a la escena de la película de Kubrick, aunque eso sí, parecen más elaborados y con más simbolismo.


Foto de una maniquí femenina, ¿Qué sentido tiene poner eso en una fiesta de tal categoría? Si se sabe el simbolismo que esta gente maneja, se sospecharía que representa a la chica virgen de los rituales que será dada a las entidades oscuras, o podría ser la que sufriría los abusos y las torturas, o las dos cosas.

Para mí esta es la foto más desagradable, la mesa donde se come con muñecos de niños diseccionados y mutilados, es una muestra que esa gente no está bien de la cabeza. Representa claramente a los sacrificios de infantes que se hacen en sus rituales para alimentar a sus dueños, Satán/Saturno/Baal/Moloch/Baphomet. Estos sacrificios no han parado desde la antigüedad. Nos han engañado.


En este cuadro de Goya, Saturno devora a su hijo (1815), muestra claramente la característica del dios Saturno en la mitología griega de comerse a sus hijos. Es el dios de la destrucción, a veces se le representa como el Anciano Padre del Tiempo y otras como la propia muerte.

La mujer de la derecha pareciera que tuviera al planeta Saturno como disfraz.

Aquí vemos a Dalí como invitado a la reunión de los Rothschild, mostrando su obra Mae West.


No nos debe extrañar, Dalí seguramente sabía algo de la doctrina secreta. Como vemos en esta pintura suya, El sueño, pareciera que hace referencia a la glándula pineal o tercer ojo, como si estuviera dormida y atada. ¿Será el sueño, la ilusión, la matrix que nos han impuesto?


Como vemos en esta última foto, el disfraz de esta señora es un claro ejemplo que esas personas adoran y hacen reverencia al episodio del triunfo de la serpiente, estamos hablando del episodio de la Caída del hombre, que pertenece a la Biblia y a otras muchas otras culturas alrededor del mundo con sus distintas versiones. En la Caída, el hombre queda atrapado en un mundo cruelmente denso y material, con muchos placeres y pasiones, olvidándose así del mundo espiritual debido a esa disminución (más no eliminación) del tercer ojo o glándula pineal por el engaño de la serpiente. Podríamos decir que la manzana representa la materia que impide ver al hombre los reinos o dimensiones espirituales. Aunque claramente pueden haber otras teorías muy interesantes.

2 comentarios:

Publicar un comentario